cirugía-estética

Se define como cirugía estética, plástica, reparadora o reconstructiva como la especialidad quirúrgica que busca restablecer la integridad anatómica o funcional del cuerpo humano cuando ha sido alterada por defectos congénitos, físicos o adquiridos.

La cirugía plástica se divide en cirugía estética y en cirugía reconstructiva. La cirugía estética tiene como fin modificar destalles del cuerpo que no son satisfactorios para él o ella.

Algunos autores dividen estos tipos de cirugía debido a su extenso campo y variables. La cirugía plástica se divide entonces en cirugía reconstructiva y en cirugía estética. Este tipo de división se realizó a conveniencia de los servicios de seguro tanto públicos como privados. De esa forma, solo cubren los gastos de cirugías plásticas asociados a enfermedades congénitas, por accidentes y enfermedades adquiridas.

En algunos casos la cirugía estética se hace necesaria, sobre todo en casos como la reducción de mamas, pues un tamaño excesivo de los senos provoca problemas severos en la columna.

Historia de la cirugía estética

Por muy actuales que lucen este tipo de procedimientos tienen, como muchas disciplinas médicas, su origen en el pasado.

La Cirugía Plástica-Estética-Reconstructiva tiene su origen en el segundo milenio antes de Cristo. Su origen se debió a la necesidad de solucionar las amputaciones producidas por los castigos que se imponían en las antiguas civilizaciones.

En la época vedica y en los primeros reinos de la India los castigos más típicos eran la amputación de la nariz y las orejas, sobre todo por adulterio.

Por esta razón, los primeros procedimientos quirúrgicos desarrollados fueron la rinoplastia o reconstrucción de la nariz y la queiloplastia o reconstrucción de los labios.

Uno de los Padres de la Medicina India conocido también como padre de la cirugía plástica de la antigüedad, Susruta, explicaba en su libro como restaurar una nariz mutilada.

El procedimiento consistía en cortar un troco de piel de la frente o de la mejilla manteniéndola unida a esta zona para luego, colocarla sobre la zona faltante de la nariz o la zona afectada y unirla con suturas. Cuando el trozo de piel se adhería, se cortaba la unión con la frente o la mejilla. Para mantener los orificios nasales abiertos se colocaban pequeños tubos.

Las suturas utilizadas en épocas antiguas iban desde fibra de cáñamo, fibras de cortezas, cabellos y tendones de animales (estos eran utilizados para ligar vasos sanguíneos)

En el caso de cirugías intestinales algunos de estos materiales podían provocar infección. Por lo que se empezaron a emplear hormigas negras bengalíes. Estos insectos cuentan con mandíbulas muy fuertes que se cerraban con tal fuerza que mantenían unidos los bordes de la herida. Se utilizaban vivas, pues el ácido fórmico ayudaba a mantener limpia la herida.

Se empleaban agujas rectas y curvas de hueso y bronce.

En la antigua Roma el cirujano mejor pagado era el que se dedicaba a la cirugía estética. Se encargaban de borrar las cicatrices provocadas por castigos con hierros candentes.

En la Primera Guerra Mundial es el momento en el cual es impulsada la Cirugía Plástica como se conoce actualmente debido al gran número de soldados heridos y desfigurados en combate.

Diferencia entre cirugía estética y cirugía reconstructiva

La cirugía plástica reconstructiva se basa en reparar complicaciones físicas provocadas por malformaciones o accidentes que no dejan cumplir de forma adecuada las funciones de los órganos.

La cirugía reconstructiva tiene como objetivo atender casos basados en:

  • Reconstrucción de tejidos blandos.
  • Reconstrucción de la piel y tejidos nerviosos.
  • Quemaduras por diversas fuentes como electricidad, químicos, congelamiento y fuego.
  • Fracturas en el área craneofacial.
  • Corrección de ulceras por presión y varicosas.
  • Corrección de defectos congénitos.
  • Cirugías ante malformaciones congénitas.
  • Cirugía oncoplástica luego de extirpar un tumor.
  • Cirugía de mano.

Este tipo de cirugías si son cubiertas por los seguros públicos y privados.

A diferencia de la cirugía reconstructiva, la cirugía estética se basa en mejoras aspectos físicos de los pacientes por voluntad propia y cuyos órganos y estado de salud se encuentran en buenas condiciones.

Procedimientos de la cirugía estética

Son considerados como procedimientos de cirugía estética los siguientes:

  • Vaginoplastia o rejuvenecimiento vaginal.
  • Ritidectomía.
  • Rinoplastia.
  • Reducción de senos o Mamoplastia reductiva.
  • Queiloplastia.
  • Otoplastia.
  • Mentoplastia.
  • Mastopexia.
  • Lipoescultura.
  • Implante malar.
  • Ginecomastia.
  • Dermolipectomía circular o “body lifting”
  • Blefaroplastia.
  • Aumento de senos.
  • Abdominoplastía.

Antes de someterse a una cirugía estética

Como cualquier tipo de cirugía estos procedimientos requieren del seguimiento de una serie de pasos y consejos para evitar complicaciones.

El paciente debe tener claro que cada caso es único y que cada cuerpo puede reaccionar de forma diferente por lo tanto, es necesario que el cirujano cuente con el historial médico para analizarlo para así reducir el riesgo ante el procedimiento.

Es aconsejable un examen psiquiátrico o psicológico para conocer los motivos que llevan al paciente a realizarse la cirugía. No es un paso obligatorio pero, es muy recomendable para que el paciente tenga expectativas reales respecto a la cirugía y cuente con las herramientas necesarias para afrontar los resultados.

Es necesario que el paciente cuente con todos los datos del doctor que le operará, desde referencias hasta títulos y cualquier otro documento que avale sus capacidades y habilidades.

También es necesario contar con el tiempo necesario para respetar el proceso postoperatorio de la cirugía estética con el fin de obtener los mejores resultados y reducir el riesgo de posibles complicaciones.