blefaroplastia-cirugía-de-párpados

Conocida como cirugía de párpado, la blefaroplastia es un procedimiento empleado para corregir las “bolsas” bajo los ojos así como para corregir el párpado superior caído. Estas condiciones suelen provocar que el paciente aparente tener mucha más edad o se vea fatigada, incluso, pueden afectar la visión.

Durante este procedimiento no se estiran las arrugas que se encuentran alrededor de los ojos, no se eliminan las ojeras ni se realza el arco de la ceja.

El tener párpados caídos es parte del proceso normal de envejecimiento. Los depósitos de grasa alrededor de los ojos pueden incrementarse a medida que la piel se arruga y se hace más delgada. Esto se debe a que la piel del parpado es la piel más delgada del rostro.

Este es el segundo proceso quirúrgico cosmético más popular en América según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos.

¿Cómo se realiza la operación?

Durante la cirugía se realizan incisiones en las líneas o pliegues naturales en los parpados. Se puede retirar la grasa subyacente y se recorta el exceso de piel en todo lo largo del pliegue del párpado.

Este procedimiento es realizado por cirujanos oculoplásticos, estos son médicos que se especializan en cirugía plástica y reconstructiva del ojo, también se realiza por cirujanos plásticos y por cirujanos de oídos, ojos, garganta y nariz.

Por lo general, durante este proceso el cirujano reconstruye el pliegue a un nivel, mucho más elevado para brindar una paciencia mucho más juvenil. Este procedimiento también es realizado en los ojos orientales para darles un aspecto más occidental.

Durante esta cirugía el exceso de piel y grasa son removidos de los parpados inferiores para eliminar las bolsas mientras que los parpados caídos pueden ser corregidos en un proceso que aprieta los músculos de los ojos.

La blefaroplastia se realiza en un quirófano y por lo general no es necesario permanecer en la clínica u hospital más de unas horas después de su culminación.

Se realiza mediante anestesia local más sedación, aunque en algunos casos se puede utilizar anestesia general dependiendo del cirujano.

La intervención dura entre una y 3 horas. Si se realiza en los cuatro párpados se empieza por los superiores. Las incisiones se colocan en las líneas naturales de los parpados superiores y najo las pestañas en los inferiores.

Las incisiones se cierran con una sutura muy delgada.

 

¿Quién puede someterse a una blefaroplastia?

Las personas que pueden someterse a esta cirugía son aquellas que buscan una mejoría en su apariencia y no un aspecto perfecto. Una persona con un estado de salud bueno, estabilidad psicológica y expectativas realistas respecto a la cirugía será un gran candidato a este tipo de cirugía.

Los pacientes que se someten a este procedimiento suelen tener más de 35 años aunque, en algunos casos la tendencia a  desarrollar bolsas es genética, por lo que pueden acudir pacientes, más jóvenes.

Es necesario tomar en cuenta que esta cirugía no hará que el paciente luzca como otra persona sino que mejorará su aspecto.

¿Qué condiciones médicas incrementa los riesgos durante esta cirugía?

Existen condiciones médicas que incrementan los riesgos al realizarse una blefaroplastia como lo son los problemas de tiroides, hipertensión, enfermedad de Graves, falta de lágrimas y diabetes.

EL glaucoma y el desprendimiento de retina son afecciones que también suponen un riesgo, es por ello que una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia es recomendada antes de la cirugía.

Los riesgos durante la cirugía son:

  • Coágulos de sangre.
  • Daño al ojo y pérdida de la visión.
  • Dificultan para cerrar los ojos al dormir, este problema solo es temporal.
  • Hinchazón de los parpados.
  • Infección.
  • Manchas blancas luego de retirar los puntos.
  • Reacciones a los medicamentos.
  • Sangrado: Se recomienda evitar el consumo de aspirina por tres semanas antes del procedimiento.
  • Visión borrosa.

Postoperatorio de la blefaroplastia

Es común presentar inflamación y hematomas durante la primera semana luego de la cirugía. Esto puede ser aliviado aplicando compresas frías a los ojos.

Los puntos son removidos días después dejando cicatrices finas que son difíciles de notarse pasados algunos meses.

Luego de la cirugía se aplica una pomada a los ojos para lubricarlos y, en algunos casos, un vendaje suave. Se pueden presentar molestias en los párpados, estas se alivian fácilmente con medicación.

Es necesario mantener la cabeza elevada durante unos días luego de la cirugía. El médico también indicará como se deben lavar los ojos y recetará colirios oftálmicos para hidratar los ojos.

 

Durante las primeras semanas el paciente puede notar hipersensibilidad a la luz, cambios en la agudeza visual como visión doble o borrosa.

Los puntos se retiran a los dos días o a la semana luego de la cirugía. El paciente puede leer o ver la televisión dos o tres días después de la operación pero, no podrá ponerse lentillas hasta pasadas dos semanas. Puede volver al trabajo a los 10 días. Se deben evitar actividades fuertes en tres semanas.

Rayos láser en la blefaroplastia

Se trata de una nueva tecnología aplicada en este tipo de cirugía. Se emplea un contacto laser con una cuchilla como un bisturí. Emplea la energía del calor para cortar la piel, musculo y grasa. Este procedimiento reduce el tiempo de la operación, reduce la hemorragia y el dolor.